Leonismo‎ > ‎Prensa y Difusion‎ > ‎

Artículos de Interes


Anticoncepción postcoital

publicado a la‎(s)‎ 2 ago. 2015 17:06 por Leon Administrador

En el artículo que envié el 12 de abril de 2014 sobre métodos anticonceptivos realicé una somera descripción de cada uno de ellos, ventajas y contraindicaciones. Convencido que la mejor forma de evitar embarazos no deseados es el conocimiento de la fisiológica reproductiva y de los métodos a nuestro alcance para evitarla, voy a explayarme sobre este último tópico.

Es necesario primero definir lo que entendemos por anticoncepción postcoital (AC) o de emergencia (AE), terminología que utilizaré en forma indistinta. Me refiero al conjunto de métodos empleados después de un coito esporádico, no programado, sin protección, cuando ha fallado el método anticonceptivo de uso habitual o luego de un abuso sexual que suponga riesgo de embarazo por haber sucedido en la fase fértil de la mujer, con el fin de evitar embarazos no deseados y dentro de un período máximo de tiempo.

 

Existen dos métodos de anticoncepción de emergencia, (AE) las píldoras y los dispositivos intrauterinos. Las primeras están compuestas por Levonorgestrel que previenen el embarazo impidiendo o retrasando la ovulación. También pueden impedir la fertilización o anidación de un ovulo por su efecto sobre el moco cervical o modificando la capacidad del espermatozoide de unirse al óvulo, con respecto a los dispositivos intrauterinos con cobre deben ser colocados dentro de las 48 hs después de la relación sexual.

Debido a un inicio cada vez mas precoz de las relaciones sexuales con penetración de nuestras adolescentes, conducta que comporta riesgo de embarazo con gestaciones no deseadas e interrupciones voluntarias, de las cuales un porcentaje estimado en 24 % termina en aborto, realizados estos en condiciones higiénicas deficientes con riesgo de muerte. También están expuestas, entre otras, a infecciones de transmisión sexual (ITS), incluida la inmunodeficiencia humana  (HIV).

Teniendo en cuenta el aumento de la población de referencia y su comportamiento social debemos profundizar en la difusión de los conocimientos sobre educación sexual y facilitar el acceso a métodos de planificación familiar, en cuyo extremo se encuentra la (AE).

En adelante me referiré especialmente a este grupo etario menor de 16 años. Por suerte en nuestros días las consultas sobre este particular son mas frecuentes entre los ginecólogos y/o médicos de familia.

Los anticonceptivos de emergencia (AE) hormonal son preparados que se presentan en una o dos dosis, deben administrase antes de la implantación del óvulo, que se acepta tiene lugar entre el 5º y el 7º día, siendo por lo general, más eficaces cuanto más precoz es el tratamiento. Habitualmente se recomienda no sobrepasar las 72 horas aunque se pueden ampliar estos plazos, advirtiendo a la mujer de su menor efectividad. 

 

Según Foster e Wynn la (CE) no es una tecnología nueva, se remonta a los años 1920 cuando se descubrió que altas dosis de estrógenos interferían en el embarazo de mamíferos.

Pero fue el médico canadiense Albert Yuzpe en los años 1970 quien describió por primera vez  un contraceptivo pós-coito que combinaba estrógenos y progesterona como método que pudiese usarse como anticonceptivo en caso de violencia sexual.

 

A partir de ese momento fueron realizados diferentes estudios sobre lo que se denominó “método Yuzpe”, debieron transcurrir 20 años para que la Organización Mundial de la Salud (OMS) avalara la superioridad de un producto que solo contenía progesterona y desde entonces sea aceptado en diverso paises.

La (AE) ha sido en los últimos años un tema de actualidad, apareciendo con relativa frecuencia en los medios de comunicación  por su importante investigación a nivel mundial. Este fenómeno se ha debido al aumento de su utilización, sobre todo por los jóvenes y adolescentes. Es un método que no está exento de polémicas, no solo como una adolescente debe acceder sino también porque puede ser considerado como abortivo.

 

Existen profesionales de la salud, científicos, activistas de los derechos sexuales y reproductivos, e interlocutores de las industrias farmacéuticas que defienden su uso. Argumentan que aumentar la disponibilidad de este medicamento llevará al sexo responsable, disminución de embarazos no deseados y por último disminución de abortos en condiciones de riesgo.

 

Otro grupo de profesionales, entre los que se encuentran algunos religiosos, contra- argumentan el uso del método en forma irrestricta que llevará a la promiscuidad, decadencia moral, incremento de las epidemias, enfermedades sexuales transmisibles y a la muerte del embrión que eventualmente se hubiera formado.

 

 Foster e Wynn apoyándose en el antropólogo Víctor Turner, creen que estos puntos de vista se deben al hecho que la (AE) se basa es un medicamento que está en una situación límite con implicaciones éticas y legales, termina siendo su uso una cuestión que recae solamente en el dominio de los derechos de cada persona, por lo que el acceso a la (AE) debe ser facilitado pues es la única posibilidad de evitar un embarazo después de un acto sexual no protegido.

 

Además estos autores argumentan que negar la posibilidad de usar este método es violar los principios básicos de los derechos humanos incluyendo el derecho a decidir a reproducirse o el derecho a no discriminación de género o edad. En la Conferencia Internacional sobre “Población y Desarrollo” que se llevó a cabo en Pekín en el año 1995, concluyó que todos los individuos poseen el derecho básico de decidir en forma libre y responsable sobre el número de hijos que desean tener como también al derecho a la información y educación para planificar la familia. También a favor de esta postura se expresó la Federación Latino Americana de Obstetricia e Ginecología en el año 2010.

 Las píldoras anticonceptivas de emergencia, como su nombre lo indica son solamente de emergencia y no deben usarse como método anticonceptivo de uso regular porque pueden afectar el ciclo menstrual y otros trastornos del metabolismo, aunque no se ha establecido que su uso frecuente constituya un riesgo importante para la salud.

Desde el punto de vista médico y a modo de resumen, siempre con la aprobación de la paciente, se podrían indicar en algunas de las siguientes situaciones: Cuando ha ocurrido una falla o se ha utilizado incorrectamente el método anticonceptivo, Ejem deslizamiento o rotura del preservativo. Desprendimiento del parche transdérmico. Falla del coito interruptus (eyaculación en la vagina o genitales externos). Error de cálculo en el método de abstinencia periódica. Expulsión del dispositivo intrauterino (DIU). Agresión sexual a una mujer que no estaba protegida por un método anticonceptivo eficaz.

 

 

León Dr. Alfio Grasso

Asesoría de Prevención de la Salud, Distrito O3

Período 2015-2016

 

 BIBLIOGRAFÍA 


 Ramirez Hidalgo A. Intercepción postcoital. Formación Médica Continuada 2000; 7: 187-94. 

Gynetics. Inc. Pescribing information [en linea]. The PREVEN Emergency Contraceptive Kit consisting of Emergency Contraceptive Pills And Pregnancy Test. Somerville, 1998. 

Trussell J, Ellertson C, Rodríguez G. The Yuzpe regimen of emergency contraception: how long after the morning after? Obstet Gynecol 1996; 88 (1): 150-4.      

Ho PC. Emergency contraception: methods and efficacy. Curr Opin Obstet Gynecol 2000; 12 (3): 175-9.
          

Hernandez Velasco I. En busca de la píldora del día después. El Mundo, 20 abril 1997. También disponible en <www.elmundo.es/1997/04/20/sociedad/ 20N0042.html> [Consulta: 4 jun. 2001].          

Golden NH, Seigel WN, Fischer M, Schneider M, Quijano E, Suss A, et al. Emergency Contraception: Pediatrician's knowledge, attitudes and opinions. Pediatrics 2001; 107 (2): 287-92. 
       

Relación entre Aborto y alteración de la coagulación sanguínea

publicado a la‎(s)‎ 12 may. 2015 19:29 por Leon Administrador   [ actualizado el 2 ago. 2015 17:09 ]

Es necesario definir primero que entendemos por aborto, de acuerdo a la Organización Mundial de Salud (OMS) lo define como la perdida involuntaria del embarazo antes de las 20 semanas, si, además, ocurre en el primer trimestre se la llama pérdida temprana. Una pérdida temprana es un evento frecuente ya que puede verse en 1 de cada 4 mujeres por demás normales. En cambio, dos o más pérdidas tempranas (pérdida recurrente) o, al menos, una pérdida tardía son eventos infrecuentes.

Una pérdida gestacional responde habitualmente a defectos genéticos del embrión, presencia de infecciones o alteraciones anatómicas u hormonales de la madre o alteraciones en los espermatozoides del padre. Más raramente puede deberse a alguna forma de incompatibilidad inmunológica entre el padre y la madre. También puede ser causa la trombosis (formación de coágulos sanguíneos) a nivel de los vasos placentarios y sobre este punto vamos a explayarnos.

En el caso de una pérdida temprana, en más del 95% de los casos se deben a alteraciones genéticas en el embrión, las cuales aparecen al azar y no tienen por qué repetirse en un futuro embarazo. En esta situación, la mujer no necesita someterse a estudios y la conducta es volver a intentar un nuevo embarazo.

Cuando hay pérdidas tempranas recurrentes o una pérdida tardía, deberán realizarse estudios anatómicos, hormonales e infectológicos maternos y un espermograma paterno así como estudios genéticos de los padres. En un 10-20% de los casos la causa será una. trombofilia materna, entendemos por trombofilia materna  la tendencia exagerada a formar coágulos dentro de los vasos sanguíneos cuando no son necesarios, estos coágulos pueden presentarse dentro de las venas y/o arterias tanto de la madre como en la placenta, este hecho puede deberse a causas congénitas cuyas alteraciones se encuentran presentes desde el nacimiento. La adquiridas, ocurren ante situaciones específicas que por el carácter de esta publicación mencionaremos someramente: a) inmovilidad: estar acostado o sentado por mucho tiempo, como durante un vuelo de avión b) medicamentos: los más comunes asociados con la trombofilia incluye hormonoterapia y pastillas anticonceptivas. c) obesidad. d) cirugía o trauma: especialmente las fracturas en las piernas o caderas.

El antecedente de algunos de estos eventos es causa de pérdida gestacional. Ante esta situación debe ser investigada la madre a través de pruebas de sangre. El tipo de estudio a realizar y el momento más adecuado deberán ser decididos por un hematólogo dado que, durante el embarazo y el postparto puede dar resultados no confiables.

Es necesario recurrir a un laboratorio especializado en coagulación ya que hay múltiples causas de resultados falsos positivos o falsos normales.

La causa más frecuente es adquirida y consiste en la aparición de algún anticuerpo antifosfolipídico. La trombofilia paterna parece no tener importancia como causa de pérdida gestacional.

Una vez realizados todos estos estudios, en el 50% de los casos no se encontrará causa.

Sospechado el diagnóstico el tratamiento se basa en fármacos que dificultan la aparición de coágulos en la placenta.

Se utiliza aspirina en dosis bajas desde el mismo momento de la concepción. Además, se agrega heparina a partir del momento en que se pueda ver al embrión dentro del útero. La heparina se inyecta en forma diaria vía subcutánea. La dosis diaria y la duración del tratamiento deberán ser definidas por el hematólogo caso por caso. En algunas pacientes el tratamiento con heparina deberá mantenerse también durante el post parto para evitar la aparición de coágulos en las venas de la madre.

En mujeres con antecedentes de trastornos de la coagulación, que hayan tenido al menos 3 o mas pérdidas consecutivas tempranas o 1 pérdida tardía y que no presenten alguna otra causa de pérdida gestacional, a fin de minimizar los riesgos de aborto y evitar  la aparición  de sangrado durante la cesárea o la anestesia peridural, el médico hematólogo decidirá que fármaco es el más conveniente en cada caso. 

 

 

León Dr. Alfio Grasso

Asesoría de Prevención de la Salud, Distrito O3

Período 2014-2015

 

 

 

Referências
Dodd JM, McLeod A, Windrim RC, Kingdom J. Antithrombotic therapy for improving maternal or infant health outcomes in women considered at risk of placental dysfunction. Cochrane Database Syst Rev. 2010;(6):CD006780.
Duley L, Henderson-Smart DJ, Meher S, King JF. Antiplatelet agents for preventing pre-eclampsia and its complications. Cochrane Database Syst Rev. 2007;(2):CD004659.  
Figueiró-Filho EA, Oliveira VM. Association of recurrent abortion, fetal loss and severe pre-eclampsia with hereditary thrombophilias and antiphospholipid antibodies in pregnant women of central Brazil. Rev Bras Ginecol Obstet. 2007;29(11):561-7.
Rey E, Kahn SR, David M, Shrier I. Thrombophilic disorders and fetal loss: a meta-analysis. Lancet. 2003;361(9361):901-8.    
Bates SM, Greer IA, Pabinger I, Sofaer S, Hirsh J; American College of Chest Physicians. Venous thromboembolism, thrombophilia, antithrombotic therapy, and pregnancy: American College of Chest Physicians Evidence-Based Clinical Practice Guidelines (8th Edition). Chest. 2008;133(6 Suppl):844S-886S.        
Visser J, Ulander VM, Helmerhorst FM, Lampinen K, Morin-Papunen L, Bloemenkamp KW, et al. Thromboprophylaxis for recurrent miscarriage in women with or without thrombophilia. HABENOX: a randomised multicentre trial. Thromb Haemost. 2011;105(2):295-301.
James AH. Pregnancy and thrombotic risk. Crit Care Med. 2010;38(2 Suppl):S57-63.         
Brazão ML, Silva AS, Gaspar J, Barros C, Pereira H, Araújo JN. Trombofilias e perdas embriofetais. Med Intern. 2010;17(4):213-21.  
Kaandorp S, Di Nisio M, Goddijn M, Middeldorp S. Aspirin or anticoagulants for treating recurrent miscarriage in women without antiphospholipid syndrome. Cochrane Database Syst Rev. 2009;(1):CD004734.     
Mitic G, Novakov Mikic A, Povazan L, Mitreski A, Kopitovic V, Vejnovic T. Thromboprophylaxis implementation during pregnancy in women with recurrent foetal losses and thrombophilia. Med Pregl. 2011;64(9-10):471-5.     
Tempfer CB, Kurz C, Bentz EK, Unfried G, Walch K, Czizek U, et al. A combination treatment of prednisone, aspirin, folate, and progesterone in women with idiopathic recurrent miscarriage: a matched-pair study. Fertil Steril. 2006;86(1):145-8.  
Fouda UM, Sayed AM, Ramadan DI, Fouda IM. Efficacy and safety of two doses of low molecular weight heparin (enoxaparin) in pregnant women with a history of recurrent abortion secondary to antiphospholipid syndrome. J Obstet Gynaecol 2010;30(8):842-6

Cáncer de mama y embarazo

publicado a la‎(s)‎ 12 may. 2015 19:06 por Leon Administrador   [ actualizado el 12 may. 2015 19:17 ]

El presente envío tiene como propósito poner a consideración el tema, dado la confusión que existe cuando una mujer descubre algún nódulo mamario maligno durante su gesta.

 

Uno de los principales problemas que mas preocupa a la mujer en todos los aspectos de la vida es el diagnóstico del cáncer de mama durante la gesta, en razón de su incidencia y sobre todo por el impacto sicológico y social que ocasiona, relacionado con los miedos y tabúes que acompañan esta enfermedad, tanto para la madre como para el futuro de la gesta.

 

Se entiende por cáncer de mama asociado al embarazo (CMAE) a todo cáncer mamario diagnosticado durante el embarazo y hasta un año después del parto o cesárea. Esta entidad comienza a tener difusión hace mas de 100 años, esos estudios mostraban un pronóstico sombrío donde ninguna paciente no había superado una sobrevida de 5 años.

 

Estudios recientes muestran que el (CMAE) representa del 0.2 al 3.8% de todos los tumores que ocurren durante el período de gestación siendo la relación de 1/3.000 a 1/10.000 gestaciones con variaciones estadísticas de acuerdo a cada país y región. Es la segunda causa de tumores, siendo precedido por el cáncer de cuello uterino.

 

Actualmente existen varias líneas de investigación que aportan un mejor conocimiento sobre este problema.

 

En los primeros estudios publicados con resultados de baja sobrevida debemos tener en cuenta que hace 100 años no contábamos con los tratamientos de los que ahora disponemos ni de la ayuda multidisciplinar, por lo tanto manteniendo constantes todas las variables biológicas, la sobrevida actual no es comparable con la publicada en aquellos estudios.

 

Sigue siendo un factor común el hecho que las pacientes concurren con tumores mas avanzados que las no gestantes. Aunque pareciera que eso no es el único factor agravante.

Hay algunos estudios que se basan en el cultivo de células mamarias en un medio rico en hormonas semejante a los niveles de gesta que facilita el rápido crecimiento celular, por lo que concluyen que la propia gravidez es un factor independiente para el pronóstico.

 

En contrapartida otros estudios no evidencian diferencias estadísticas significativas en la tasa de sobrevida comparando grupos de mujeres con (CMAE) de aquellas no gestantes. Pero hallaron una tendencia que a menos edad cronológica mayor era el número de casos con peor pronóstico.

 

Estudios de laboratorio como los receptores de estrógeno y progesterona y otros modernos como (p53, HER2), que por la índole de esta publicación solo son mencionados, permiten diferenciar a tumores mas agresivos que serían los responsables del peor pronóstico.

 

 

Existe coincidencia en la mayoría de los autores que el atraso en el diagnóstico se debe a los cambios fisiológicos provocados por el embarazo relacionados con las alteraciones de consistencia, densidad y tamaño de la glándula que limita y perjudica la interpretación de los estudios y consecuentemente atrasa el diagnóstico y con eso disminuye las posibilidades de curación.

 

 Esta problemática puede colaborar si existe además una asistencia inadecuada en el embarazo por lo que será necesario elaborar planes integrales y multidisciplinarios que comprenda una atención cuerpo/mente y considere el ambiente social, económico, cultural y físico que acompaña a la gestante y su familia ponderando aspectos éticos, religiosos y psicológicos.

 

Dado el número de variables que concurren en el pronóstico de estos tumores expresados en múltiples trabajos queda claro que deben realizarse nuevas investigaciones que permitirán mejorar el pronóstico de esta enfermedad,

 

 

León Dr. Alfio Grasso

Asesoría de Prevención de la Salud, Distrito O3

Período 2014-2015

Referências

Berry DL, Theriaut RL, Holmes FA, Parisi VM, Booser DJ, Singletary SE, et al. Management of breast cancer during pregnancy using a standardized protocol. J Clin Oncol.1999;17(3):881-55

Brewster WR, Disaia PJ. Breast cancer associated whit pregnancy. In: Winchester DJ, Winchester DP, editors. Atlas of clinical oncology: breast cancer. London: Hamilton; 2000.p.258-259.         

Melnyk BM, Fineout-Overholt E. Making the case for evidence-based practice and cultivating a spirit of inquiry. In: Melnyk BM, Fineout-Overholt. Evidence-based practice in nursing & healthcare. A guide to best practice. Philadelphia: Wolters Kluwer, Lippincott Williams & Wilkins; 2011.p.3-24.         

Gelber S, Coates AS, Goldhirsch A, Castiglione-Gertsch M, Marini G, Lindtner J, et al. Effect of pregnancy on overall survival after the diagnosis of early-stage breast cancer. J Clin Oncol. 2001;19(6):1671-5.         

Reed W, Hannisdal E, Skovlund E, Thoresen S, Lilleng P, Nesland JM. Pregnancy and breast cancer: a population-based study. Virchows Arch. 2003;443(1):44-50.       

Aziz S, Kayani N, Israr M, Rahbar M, Pervez S, Khan S, et al. Case control study of novel prognostic markers and disease outcome in pregnancy/lactation-associated breast carcinoma. Pathol Res Pract.2003;199(1):15–21.         

Makgasa M, Prichard RS, Malone C, Kerin MJ. Pregnancy associated breast cancer. Ir Medical J. 2009;102(10):314-17.        

Beadle BM, Woodward WA, Middleton LP, Tereffe W, Strom EA, Litton JK, et al. The impact of pregnancy on breast cancer outcomes in women < 35 Years. Cancer 2009; 115(6):1174-84.         

TOMOSINTESIS (MAMOGRAFIA 3D)

publicado a la‎(s)‎ 12 may. 2015 18:45 por Leon Administrador   [ actualizado el 12 may. 2015 18:51 ]

Nuevo estudio radiológico para el diagnóstico de patología mamaria:

TOMOSINTESIS (MAMOGRAFIA 3D)

Cuando el médico especialista examina las mamas, complementa la información que obtiene en su consultorio solicitando una serie de estudios básicos entre ellos la mamografía, examen radiológico, basado en que las estructuras enfermas por tumores tienen una densidad diferente al tejido sano, apareciendo como zonas blancas irregulares (a veces llamadas sombras). 

Generalmente se toman como mínimo dos radiografías de cada mama desde ángulos diferentes: de arriba hacia abajo y de lado a lado. Para ello, es necesario alejar la mama del cuerpo, comprimirla y sujetarla entre dos placas de vidrio para optimizar la calidad del estudio. En la mamografía convencional se registran las imágenes en una película fotográfica. En cambio en la mamografía digital se almacenan en una computadora para ser interpretadas posteriormente por el medico radiólogo especialista en mastología.

 

El problema inherente de estos métodos es que la información anatómica 3D obtenida se proyecta en una imagen plana, en dos dimensiones que limita la posibilidad de detección de ciertos tumores por superposición de tejidos y estructuras. 

A fin de evitar esta distorsión aparece una nueva técnica realizada en 3D que es la Tomosíntesis, se basa en los mismos principios de la mamografía convencional pero fusiona dos métodos como son la Mamografía Digital 2D y la Tomografía generando una imagen tridimensional de la mama por medio de rayos X. dicha tecnología ha sido aprobada para uso en pacientes de países de Europa desde el año 2008, en EE.UU. para la exploración y diagnóstico del cáncer de mama en febrero de 2011, y actualmente en más de 50 países.

 

Consiste en tomar varias radiografías de cada mama desde diferentes ángulos. El órgano se ubica de la misma forma que en una mamografía convencional, pero solo se le aplica una presión mínima, lo suficiente como para mantenerla firme durante el procedimiento.

 

El tubo de rayos X se desplaza a través de un arco alrededor de la mama y realiza 11 tomas en un lapso de 7 segundos. Luego, la información es enviada a una computadora, donde se reconstruye para generar imágenes tridimensionales de alta definición de toda la mama, de este modo se consigue una "fotografía" con tal detalle que se puede ver la mama en planos milimétricos y por distintas capas, lo que redundará en las siguientes ventajas:

a) Menor compresión mamaria, fundamental en las mamografías convencionales

b) Realizar cortes milimétricos de la mama y obtener imágenes en 3D facilitando la mejor visualización de los contornos de las lesiones, el tamaño, ubicación y extensión de las mismas. En caso de tratarse de un tumor nos orienta en la extensión del mismo y planificar mejor la cirugía.

c) Se observan lesiones muy pequeñas y sutiles que muchas veces quedan ocultas en la Mamografía Digital, sobre todo en las mujeres jóvenes (entre los 40-50 años en donde sus mamas tienen mucha glándula (tejido denso en la Mamografía, propio de la edad).

d) Evita realizar estudios innecesarios como nuevas incidencias mamográficas cuando se plantea la duda si la imagen que estamos viendo en la Mamografía Digital es real o no, por esta razón muchas mujeres son citadas nuevamente para realizar una nueva placa mamográfica lo que conlleva mucha angustia y nueva exposición a los rayos. Cabe aclarar que la dosis de radiación que se emite en cada estudio es igual a la que se aplica con la Mamografía Digital que no resulta dañino para la salud.

 

En síntesis:

Los resultados preliminares de la Tomosíntesis Digital son prometedores. Los investigadores consideran que esta nueva técnica de diagnóstico por imágenes facilitará la detección del cáncer de mama en tejidos mamarios densos y hará que los estudios imaginológicos sean más cómodos reduciendo considerablemente la recurrencia de los mismos y disminuyendo la indicación de biopsias.

 

 

 

 

 

León Dr. Alfio Grasso

Asesoría de Prevención de la Salud, Distrito O3

Período 2014-2015

Referencias  

1-4 of 4